Restauración del Altar de la Virgen del Rosario de Benacazón (Sevilla)

El retablo de la Virgen del Rosario de Benacazón (Sevilla) sufrió un incendio fortuito en los años 40. Como consecuencia del mismo desapareció toda la parte superior e inferior, quedando en muy mal estado los arbotantes y los laterales de la hornacina, incluidas las columnas. Se realizó una ardua restauración, eliminando el antiguo dorado y reintegrando todas las piezas por su parte trasera, que se encontraba completamente quemada por el fuego. Al eliminar el dorado aparecieron numerosos desperfectos y piezas perdidas, que hubo que reponer. Se rediseñó el altar tomando como base la parte que se conservaba y realizando nuevo diseño para la parte alta y baja.

Fueron muchos años los que dediqué a esta restauración, que comenzó de la mano del desaparecido amigo y compañero Pedro de la Rosa, escultor y Hermano Mayor del Rosario en aquel tiempo, y la colaboración del escultor Fernando Murciano. Tiempo después del triste fallecimiento de Pedro, la Hermandad retomó los trabajos gracias entre otros a José Manuel Bernal, a Rafael Laureano, al también desaparecido Pepe (el carpintero) y a las diferentes juntas de gobierno que trabajaron duro para poder concluir el proyecto, confiando siempre en mi hasta completar este magnifico altar.